Noticias de Cantabria

Últimos artículos...

Rasgar y hacer añicos, por Manuel Olmeda Carrasco

Rasgar y hacer añicos, por Manuel Olmeda Carrasco

¿Por qué presidente y ministros hablan cual cotorras para no decir nada? Sánchez e Iglesias terminarán sin crédito; uno por irresponsabilidad, por arañar el delito con diferentes visos, y otro por apostasía ética.
Temor, odio y hartazgo, por Manuel Olmeda Carrasco

Temor, odio y hartazgo, por Manuel Olmeda Carrasco

Parece evidente que las sociedades iniciales no fueron constituidas por el hombre ser ontológico, puro, incomunicado, sino por sus sentimientos y emociones; en definitiva, por su intencionalidad e interdependencia.
Tener hambre y soñar con bollos, por Manuel Olmeda Carrasco

Tener hambre y soñar con bollos, por Manuel Olmeda Carrasco

Nadie, que yo sepa, renuncia a sus raíces ni al rasgo cardinal acumulado con siglos de vivencias, en ocasiones perfectibles. Tal coyuntura, me lleva a reseñar frases que acuñan el sello vaporoso distintivo de cada pueblo o zona, algo así como una etiqueta que proclama su peculiaridad. Mis recuerdos juveniles, plantean genialidades hoy errantes si no prescritas. Una de tantas era: “tiene hambre y sueña con bollos”.
Bipartidismo y tricefalia, por Manuel Olmeda Carrasco

Bipartidismo y tricefalia, por Manuel Olmeda Carrasco

No existe mejor razón ni enmienda que la propia realidad, a veces tozuda pero siempre clarificadora. Ocho quinquenios de sistema democrático, o su placebo, avalan cierta autoridad para analizar dicho tiempo de convivencia escasamente fructífero y equilibrado.
La voladura, por Manuel Olmeda Carrasco

La voladura, por Manuel Olmeda Carrasco

Ignoro qué circunstancia, aparte una precipitación indecorosa tras la gestión picaresca antes y después del 10-N, ha llevado a Meritxell Batet a liberar los últimos días (27, 28, 29 y 30) de diciembre y los primeros (2, 3, 4 y 5) de enero para investir al señor Sánchez.
El chanaleo, por Manuel Olmeda Carrasco

El chanaleo, por Manuel Olmeda Carrasco

Sí, todos los políticos pecan -en mayor o menor grado- de chalanes. Un proverbio árabe asegura: “La primera vez que me engañes, será culpa tuya. La segunda será culpa mía”.
La España plurinacional, desgarrada; por Manuel Olmeda Carrasco

La España plurinacional, desgarrada; por Manuel Olmeda Carrasco

Con los apremios de la investidura, el campo se ha embarrado más si cabe y nos acercamos con celeridad al ridículo o a la quiebra del país. Tal vez, el hazmerreír lo hagamos desde hace tiempo, pero es preferible, o no, (¿quién sabe?) a que salte en pedazos este statu quo que ha logrado el mayor periodo de paz.
¿Hay alguien?, por Manuel Olmeda Carrasco

¿Hay alguien?, por Manuel Olmeda Carrasco

¿”Hay alguien”, en prensa y medios audiovisuales, capaz de servir al ciudadano? ¿Dónde queda aquel cuarto poder, contrapeso del Estado? ¿Dónde esa vocación cuasi misionera y deontológica? En esta coyuntura compleja, claramente decisiva, los medios eligen un acomodo espurio, pasan de puntillas (casi haciendo mutis) o se desentienden total y cobardemente no sea que el tsunami cercano los pille sin protección.
Sánchez arrasa España y destruye al PSOE, por Manuel Olmeda Carrasco

Sánchez arrasa España y destruye al PSOE, por Manuel Olmeda Carrasco

Definitivamente, hemos llegado al rediseño del Frente Popular. Antes, un PSOE marxista llevó a España (contra la opinión de destacados líderes, Julián Besteiro entre ellos) a una guerra civil cuyo epílogo acarreó centenares de miles de muertos y casi cuatro decenios de dictadura cuya verdadera maldad desconocemos por su imposible cotejo con aquella otra del sistema marxista alternativo, hipotético, verosímil.
Tumbar gobiernos, por Manuel Olmeda Carrasco

Tumbar gobiernos, por Manuel Olmeda Carrasco

Según la filosofía aristotélica, un ser puede presentarse en acto y en potencia. Desde ese punto de vista, cuando hablamos de tumbar gobiernos nos referimos tanto a un estadio de los mismos como al otro. Ciñéndonos a cualquiera de ellos, llevamos una racha que no me atrevo a adjetivas adecuadamente.
España entre el moje y la alerta, por Manuel Olmeda Carrasco

España entre el moje y la alerta, por Manuel Olmeda Carrasco

Que España se encuentra en una coyuntura tenebrosa no debe ser secreto para nadie. Más allá del problema económico emergiendo por el horizonte, nos asfixia el conflicto territorial ante la indiferencia tangible de unos bloques ideológicos que refuerzan su artillería dialéctica.
La historia rebate el subjetivismo del hombre, por Manuel Olmeda Carrasco

La historia rebate el subjetivismo del hombre, por Manuel Olmeda Carrasco

“Dicen que la Historia se repite, lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan”. Esta frase dicha por un político francés desaparecido al principio del siglo veinte, emerge hoy (tal vez siempre) plena de actualidad. Acaso fuera más elocuente: “Quien evoca la Historia con ánimo de revancha, incita torpemente a provocar sus agrias vivencias”.
Sentencia, desmanes y Mítines, por Manuel Olmeda Carrasco

Sentencia, desmanes y Mítines, por Manuel Olmeda Carrasco

No he leído, ni lo voy a hacer, el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo sobre qué supuestos criminales han cimentado su resolución. Me sirven como fuentes fidedignas informaciones y referencias de presuntos expertos en materia judicial. Sus opiniones las leo o escucho, pero solo suponen un elemento más de reflexión sin que ejerzan condicionante alguno que constriña mi propio criterio.
¡No va más!, por Manuel Olmeda Carrasco

¡No va más!, por Manuel Olmeda Carrasco

Cabría pensar si gobernantes e individuos que ostentan parigual poder en la oposición, pronuncian asimismo esa frase fetiche cuando advierten titubeos deslegitimadores. ¿Creen acertar paralizando toda acción social como fórmula efectiva? No. Ni se lo plantean porque su arrogancia les impide mostrarse cautos, modosos.
Qué viene el lobo, por Manuel Olmeda Carrasco

Qué viene el lobo, por Manuel Olmeda Carrasco

Sería absurdo hacer una breve apostilla acerca del famoso cuento “Pedro y el lobo” cuya moraleja debiera poseer un enorme recorrido pedagógico. Viene a colación recordarlo por la coyuntura política actual. Muchos, algunos desde el pasado abril, teníamos la mosca detrás de la oreja, ese cosquilleo sutil de estafa, de repetición electoral.
Entre bobos anda el juego, por Manuel Olmeda Carrasco

Entre bobos anda el juego, por Manuel Olmeda Carrasco

Queda lejos de mi intención, salvo el epígrafe, referirme a la comedia de Rojas Zorrilla, escritor del siglo XVII. Cierta es, sin embargo, la semejanza entre argumento y situación política actual en este país desdeñado.
¿Quién es quién?, por Manuel Olmeda Carrasco

¿Quién es quién?, por Manuel Olmeda Carrasco

Les aseguro que no pretendo iniciar un juego donde se ponga a prueba la rapidez mental   o el descubrimiento ocioso, pintoresco, de personajes populares. Mi objetivo, aun con similares efectos, consiste en presentar protagonistas del acontecer político destacando de ellos sobre todo expresiones inauditas, chocantes.
Excelencia versus zafiedad

Excelencia versus zafiedad

Días atrás presencié densos debates de investidura para presidir la Comunidad de Madrid. Nada nuevo ni sobresaliente bajo el sol; ese astro manoseado, mustio (luz y taquígrafos), cuando parecido ritual sustenta el Parlamento Nacional.
Los hermeneutas

Los hermeneutas

Hermenéutica es un método particular de interpretación. En Grecia clásica no se daba un paso político-social importante sin consultar los oráculos, auténticos hermeneutas del acontecer previsible.
La muerte de las ideologías, por Manuel Olmeda Carrasco

La muerte de las ideologías, por Manuel Olmeda Carrasco

Los obstáculos observados en la configuración de una mayoría que culmine la investidura de Sánchez, nos lleva a colegir divergencias irreconciliables entre las diferentes siglas. Por lógica, solo cabe una respuesta: se ha perdido el sentido de Estado.
El falso pedestal, por Manuel Olmeda Carrasco

El falso pedestal, por Manuel Olmeda Carrasco

Cuando hablamos de falso pedestal podemos referirnos al conformado por materiales quebradizos, arenosos, discontinuos. También -y es lo frecuente o socorrido- a aquel que, atendiendo a su concepto, se somete al descrédito general empujado por un devenir licencioso.
Basta ya de `tejemanejes`, por Manuel Olmeda Carrasco

Basta ya de `tejemanejes`, por Manuel Olmeda Carrasco

Cierto es que obscena propaganda y manipulación de la realidad han sido mecanismos congénitos del empleo político desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, el último siglo ha sido pródigo sobre todo cuando surgían conflictos bélicos.
De profesión, charlatanes

De profesión, charlatanes

Hay mucha gente, demasiada, que percibe a España hoy como un enorme prostíbulo. Sí, el DRAE, en su acepción dos, conceptúa prostitución: “Deshonrar o degradar algo o a alguien abusando con bajeza de ellos para obtener un beneficio”.