Noticias de Cantabria
10-07-2020 07:00

El Soplao te invita a viajar por el tiempo

Atrévete a abrir una ventana al pasado y descubrir este yacimiento de ámbar único en el Mundo.

 

      Todos queremos ser parte de algo grande, de una experiencia que marque nuestras vidas y el yacimiento de ámbar que se ha encontrado recientemente en la Cueva El Soplao nos da la oportunidad de viajar por el tiempo, transformándonos en aventureros y ser los exploradores de un tesoro enigmático.

 

     Un hallazgo que probablemente sea uno de los más importantes en el descubrimiento del interior de la Tierra, el más destacado para cualquier Cueva de España, de Europa, e incluso, de la geografía mundial. 

 

     La Tierra es el escenario sobre el que se escenifica la vida y los seres vivos son los actores de la obra de la Naturaleza. Por ello, te invitamos a viajar a un mundo que solo puedes imaginar en tus sueños. El Soplao es un sueño cumplido para todos sus visitantes. El ámbar que existe en la cueva ha logrado capturar plantas extinguidas desde hace millones de años, junto a restos de insectos también desaparecidos, todo ello, anterior a la aparición de los dinosaurios. La preservación excepcional de los organismos en ámbar ha permitido obtener información acerca de cómo era la vida hace millones de años: los bosques, el clima y la fauna.

 

    Algunas de esas plantas dejaron, como prueba de su paso por los ecosistemas terrestres, restos de madera, hojas y el preciado ámbar, un tesoro enigmático cuyos secretos van siendo poco a poco desvelados.

 

 

El ámbar de la Cueva El Soplao forma parte del Patrimonio Geológico de Cantabria.

 

 

YACIMIENTO PALEONTOLÓGICO DE RÁBAGO/EL SOPLAO


    Desde que en el mes de julio de 2008 se hizo público el descubrimiento del Yacimiento Paleontológico de Rábago/El Soplao, se han realizado cuatro excavaciones que han proporcionado gran cantidad de datos. Las investigaciones avanzan a buen ritmo y ya se han publicado varios artículos en revistas científicas que tratan de la geología del yacimiento, de las afinidades botánicas y de la geoquímica del ámbar, además ya se han descrito nuevas especies de insectos fosilizados en ámbar.

 

 

     Si te ha contagiado esta maravilla de la naturaleza y te gustaría conocer alguna de sus rutas, es un turismo de aventura nada arriesgado, muy seguro, y accesible al 100% para personas con movilidad reducida, la cueva de tus sueños es la Cueva El Soplao.

 

     Y para los más intrépidos, la Cueva El Soplao ofrece una fantástica manera de conocer en profundidad el mundo subterráneo. Una ruta de 2,5 horas en la que los visitantes recorrerán las galerías de Campamento, El Órgano y El Bosque, entre otras, pasando por el suelo original y zonas menos accesibles de la cavidad.

 


El visitante quedará sobrecogido por la variedad de formaciones y por la diversidad de espacios.

 

Dato curioso:  Aquí, en la Cueva El Soplao se descubrió la garrapata más antigua del mundo, un artrópodo que vivió en el Cretácico hace 105 millones de años; 40 millones de años antes de que se extinguieran los dinosaurios.

 

 

 

 

¿Cómo llegar?

Este yacimiento de ámbar se localiza en las proximidades del pueblo de Rábago.

Autovía A-8, Santander-Oviedo, Salida 269 Los Tanagos-Pesues-Puentenansa.  

Una vez rebasado Puente El Arrudo, tomar la desviación a Rabago y al complejo turístico El Soplao. Desde la salida de la autovía A8 hasta la Cueva El Soplao se tarda aproximadamente 30 minutos.

 

¿Qué es el ámbar?

El ámbar es una resina fosilizada procedente de exudados de Coníferas y ciertas angiospermas. Además de su interés gemológico tradicional y de que ha permitido estudiar la anatomía de organismos fósiles, extraordinariamente bien conservados, el ámbar constituye una fuente de información paleobotánica, paleoclimática y geoquímica. Esta información puede obtenerse mediante el estudio de sus componentes orgánicos extraíbles.

Químicamente, la mayoría de los ámbares estudiados a nivel mundial, están formados por un copolímero de terpenoides derivados del labdano (Yamamoto et al., 2006).

Este proceso de polimerización comienza con la deposición de la resina y se prolonga durante la diagénesis, transformando el copal (resina depositada no polimerizada) en ámbar. Este polímero, químicamente muy refractario, protege de la degradación tanto a organismos incluidos en la resina como a parte de los componentes terpénicos de la resina original.

Estos componentes terpénicos pueden aportar información sobre la flora originaria, tanto su identificación como su quimiotaxonomía (Marynowskiet al., 2007; Peters et al., 2005).

Típicamente, un ámbar de conífera contiene más de 700 hidrocarburos, derivados diagenéticos de los terpenos biológicos originales. En cambio, la preservación de estos bioterpenos va disminuyendo al aumentar la edad del ámbar, siendo raro encontrarlos en ámbar de edad cretácica, entre los cuales el encontrado en el yacimiento de El Soplao constituye una excepción.


En este trabajo se presenta el primer estudio de los terpenoides preservados en el ámbar del yacimiento de El Soplao (Cantabria) así como su posible origen botánico.

El ámbar de El Soplao está constituido por dos fracciones diferenciadas: una fracción insoluble formada por un polímero de terpenoides derivados del abdano y una fracción extraíble. Esta fracción está constituida por una mezcla de diterpenos biológicos y sus productos de alteración diagenética, formados por hidrocarburos di- y tricílicos que retienen total o parcialmente los esqueletos originales e hidrocarburos ligeros de naturaleza aromática. Los terpenos biológicos preservados en el ámbar de El Soplao permiten concluir que está formado básicamente por resina fósil de árboles del género Frenelopsis (familia Cheirolepidiaceae).

Asimismo, el ámbar de El Soplao aporta el primer indicio de una relación genética entre la antigua familia Cheirolepidiaceae y la moderna Cupressaceae, dado que parecen expresar similares rutas del metabolismo secundario de terpenos.


En resumen, el ámbar de El Soplao constituye la primera resina fósil de la familia Cheirolepidiaceae descrita desde un punto de vista quimiotaxonómico.

 

 

Recordamos las normas a seguir frente al Covid-19

 

- Uso obligatorio de mascarillas sin válvula durante toda la estancia en la Cueva.

- Mantenga la distancia social.

- No acceda a las instalaciones si tiene síntomas (fiebre, tos seca, cansancio, dolor de cabeza y de garganta).

- Procure no tocar las superficies.

- Respete el turno.

- Lávese las manos frecuentemente, o utilice los dispensadores de gel hidroalcohólico.

- Evite tocarse ojos, nariz y boca.

 

 

Sé el primero en comentar