Noticias de Cantabria
Editorial 26-12-2019 06:00

Al Rey no le quedan dos telediarios

El Rey se ha ido por las de Villadiego, porque intenta agarrar el trono como puede, pero los augurios son muy malos para la Corona porque el triplete que piensa gobernar España es republicano convencido.

 

Si como parece, y es posible, se produce el pacto de Sánchez con los Coletas, el independentismo catalán y el vasco, al Rey no le quedan dos telediarios. Y él creo que se da cuenta y lo sabe por lo que en el discurso de Navidad ha hablado de la crisis y demás cuestiones, los tópicos de siempre, pero no ha vertebrado un discurso como debiera, o no lo han dejado, porque habrá entregado primero el discurso para pasarlo por la censura o él mismo se ha auto censurado previendo lo que puede pasar. Me dirán que podía haber sido él mismo, mantener la dignidad y no hablar a la nación, como si no estuviese pasando nada en este país, ¡vamos hablar a tontos! 

España no es el país de las maravillas de los discursos reales, nunca lo ha sido, no nos engañemos, sino todo lo contrario, y ahora  tenemos un tótum revolutum que puede acabar con todo lo que representaba este viejo país y, además, con el “apoyo a matar” por parte de  nuestros socios europeos que esperan recoger los restos como buenos mercaderes de la UE. Se puede decir que todo está en contra de España porque por más milongas que se diga si nace un gobierno de Sánchez con la izquierda de Podemos y el independentismo se puede decir sin ningún género de equivocarnos que se nos da el finiquito como país y si no tiempo al tiempo, que según nuestro criterio será muy breve.

 

No va a gobernar el socialismo sino el independentismo a través del socialismo.

 

En efecto, el Rey en esta ocasión, mucho más que de costumbre, se ha ido por las de Villadiego porque intenta agarrar el trono como puede pero los augurios son muy malos para la Corona porque el triplete que piensa gobernar España es republicano convencido. No va a gobernar el socialismo sino el independentismo a través del socialismo. Podía haber aprovechado la epístola el Rey para despedirse porque el discurso de Navidad  ha sido vacío, sin contenido, estéril y hacia ninguna parte. Pero no olvidemos que es un Rey constitucional y se tiene que ceñir a su función por lo que termino diciendo que en la vida como en la política no se pueden pedir peras al Olmo…

 

El Rey en esta ocasión, se ha ido por las de Villadiego porque intenta agarrar el trono como puede pero los augurios son muy malos para la Corona porque el triplete que piensa gobernar España es republicano convencido.

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(1):

sociata - 26-12-2019

Buena opinión si Señor