Noticias de Cantabria
Signos del Zodiaco 04-04-2020 16:51

Mitología griega de Cáncer

En la mitología griega, Cáncer tiene una participación en las legendarias 12 tareas de Hércules, y le debe su vida y su destrucción a él.

 

Cuenta la leyenda que Hera, reina del Olimpo, celosa de Hércules por ser hijo de Zeus y Alcmena, hace que el héroe en un ataque de locura mate a su mujer, hijos y dos de sus sobrinos con sus propias manos. Y profundamente arrepentido se aísla del mundo y va a vivir sólo en tierras salvajes donde es encontrado por su hermano Ificles.

 
Hércules, convencido por este, decide visitar el oráculo de Delfos para redimirse de este acto. En penitencia por sus acciones, la sibila délfica le ordena realizar las tareas que sean encomendadas por Euristeo, quien había usurpado su lugar en el trono.

Este es el comienzo de las famosas 12 tareas de Hércules.

Pues bien, su segunda labor fue la de combatir y vencer a una horrible serpiente monstruosa de nueve cabezas (el número de cabezas varía según la versión) conocida como La Hidra de Lerna, hija de Tifón y Equidna (una monstruosa ninfa), quien guardaba una de las entradas al inframundo.

Carcinos, el Coloso
Es sabido que Hera, esposa de Zeus, odiaba y quería ver muerto al héroe, y dice la leyenda que envió a Carcinos, un cangrejo coloso a importunar a Hércules mientras combatía con la Hidra.

Mientras la batalla se llevaba a cabo, Carcinos comenzó a picar los pies de Hércules con sus pinzas, distrayéndolo, y casi le ocasiona la derrota. Sin embargo, logra matar al cangrejo y luego encargarse de la Hidra con ayuda de su sobrino Yolao.

Hera, si bien no quedó feliz con el resultado, no se olvidó del sirviente que había sacrificado su vida a su servicio y elevó en los cielos su imagen.

Existe la teoría de que el origen de Cáncer sea mucho anterior a los griegos, probablemente por influencia mesopotámica. Pues esta constelación aparece bajo en nombre de Al·lul, “cangrejo” en sumerio.

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(1):

Mari - 10-11-2020

Muy buena edición. Gracias.