Noticias de Cantabria

video interior

La teoría del caos y una gestión sanitaria en entredicho 

Estarán conmigo en que la teoría matemática  del caos no tiene encaje en Cantabria a tenor de los últimos acontecimientos ya que la hemos superado pero por mucho.La situación no es buena y vamos a ir a peor por la agresividad del virus y sus constantes mutaciones . 

Estarán conmigo en que la teoría matemática  del caos no tiene encaje en Cantabria a tenor de los últimos acontecimientos  ya que la hemos superado pero por mucho.

 

 


Fíjense ustedes lo que está ocurriendo, nos referimos naturalmente a la gestión del coronavirus, de los contagios, de la medicina, de la sanidad, de la gestión en definitiva que es de lo que tenemos que hablar y que parece que no redunda en beneficio de los ciudadanos. Si se dan cuenta ustedes y reflexionan verán que esta semana ha sido la de un perfecto caos, ha habido declaraciones de políticos de todo tipo, de todo pelaje, de todo signo, unos dicen una cosa, otros dicen otra y  finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha dictado una resolución, un Auto judicial. Y es que muchos políticos, permítanme esta licencia, están pensando que el gobierno está en los tribunales superiores de justicia de España y esto no es así quienes tienen que gobernar son ustedes señores políticos y si no saben gobernar se tiene que marchar a sus casas.


En Cantabria por ejemplo la situación es la siguiente, hay un interés social común de todos que es la salud y  que tiene que prevalecer por  encima de cualquier otra cuestión. Sin embargo aquí  se está dirimiendo constantemente  intereses económicos, personales,  electorales, cuestiones ideológicas de los partidos, los intereses de cada signo político etc. En efecto es una gran batalla la que se está librando en nuestra Comunidad, y eso que las elecciones están a dos años todavía.


De una parte está el gestor  de la Sanidad en Cantabria, Miguel Rodríguez  que es el Consejero. Cuando se adopta una decisión desde la Consejería  tiene que haber sido preparada, estudiada, meditada, resuelta, decidida y finalmente ejecutada. Pues no es así, primero se anuncia, se filtra y después ya son los medios de comunicación, entre los cuales nos incluimos, los que valoramos las medidas y así no debe ser, hay que ser más profesionales y siempre he dicho que cuando los  políticos se  centra en cuestiones  importantes y que hay que decidir las cosas se agravan porque existen muchas voces, muchos intereses. Por ejemplo el TSJ de Cantabria ha dictado un Auto diciendo que se puede entrar en los interiores de los restaurantes y el  consejero de Sanidad o sus asesores  nos salen si sirve o no sirve el certificado COVID Es decir enseguida entra la confusión y se monta el batiburrillo y eso que el TSJC ha sido muy claro.  No se puede olvidar el principio -In claris non fit interpretatio- Y es entonces cuando la  teoría del caos es la que prevalece y todo porque el presunto presidente de España, el señor Sánchez, hace bueno el principio de -cuanto peor, mejor- porque él se lavó  las manos y traspasó  todas las medidas que debía de ejecutar a las comunidades autónomas en general en particular son incapaces. Lo único cierto es que estos políticos son incapaces de redactar un documento de funcionamiento, de gestión  general para las 17 autonomías.


La situación no es buena y vamos a ir a peor. 

Sé el primero en comentar