Noticias de Cantabria
Crónica negra y Tribunales 12-10-2019 11:45

Se investiga si el incendio de Laredo en el que murieron una mujer y su hija de 7 años pudo ser provocado

La Guardia Civil continúa investigando el incendio registrado en la madrugada del pasado 4 de octubre en una vivienda de Laredo en el que murieron una mujer de 49 años y su hija de 7, sin que se descarte que fuera fortuito o provocado. Lo que sí parece claro es que no hubo implicación de terceras personas en el fuego.

   Así lo ha podido saber Europa Press de fuentes cercanas al caso, que investiga un equipo de la Benemérita especializado en incendios desplazado desde Logroño hasta la villa pejina.

   Una vez concluyan la inspección de la vivienda y la recopilación de pruebas, los agentes elaborarán el correspondiente informe que se remitirá al juzgado de Laredo que estaba de guardia cuando sucedieron los hechos.

   Por el momento, sigue la investigación sin descartarse que el fuego fuese fortuito o provocado, ya que al parecer en las ventanas del piso podría haberse colocado algún tipo de cinta -como adhesiva o asilante- para que no saliera el humo del fuego.

  HECHOS

   El incendio se produjo la madrugada del pasado 4 de octubre en el piso donde vivían las fallecidas, en la calle Espíritu Santo 14 de la localidad.

   Al llegar los efectivos de emergencias, encontraron a la madre y la niña en una habitación, en la misma cama. La mujer se encontraba ya en parada y no pudo ser reanimada, mientras que su hija mostraba constantes vitales y fue trasladada al Hospital de Laredo, donde finalmente murió.

   Se confirmó entonces que ambas fallecieron debido a la inhalación de la gran cantidad de humo provocado por el incendio del mobiliario que se encontraba junto a la puerta del piso, de pequeñas dimensiones y muy confinado.

   Precisamente fue un vecino que llegaba de trabajar el que alertó de lo que ocurría, al ver salir humo por debajo de la puerta, a la que llamó sin obtener respuesta.

   La mujer fallecida era natural del País Vasco, auque residía desde hace años en Laredo, de donde era su hija y también su ex marido y padre de la niña, que tiene un negocio de fontanería.

Sé el primero en comentar