Noticias de Cantabria
Opinión 16-07-2018 09:21

Playa de Usgo

La playa de Usgo es una preciosa cala en el municipio de Miengo, rodeada de verdes prados, arena finísima, con acceso desde el pueblo de Miengo a 1 kilómetro aproximadamente, que tiene 350 metros de longitud y 50 de anchura.

Es una playa abierta al mar, peligrosa por la resaca y por un fuerte escalón cerca de la orilla, por lo que hay que tener cuidado a la hora de adentrarse a nadar.

Pues bien, esta fantástica cala, está absolutamente contaminada por los lodos del cloruro cálcico que el Grupo Solvay de Torrelavega lanza al mar desde el 2002, a través de un emisario submarino que se adentra en al mar 700 metros y vierte sobre el lecho arenoso a 14 metros de profundidad.

Desde Barreda sale una conducción de 8 kilómetros hasta la playa de Usgo, llevando a través de ella los residuos minerales que se generan como subproducto del proceso de producción de carbonato cálcico, fundamentalmente lodos de cloruro cálcico, con cloruro de sodio y carbonato cálcico.

Según tengo entendido, los efectos se notan especialmente en dirección Este y llegan a afectar a más de 10 kilómetros de la costa norte de Santander, incluso llega a afectas a las propias playas del Sardinero, luego también afecta a Liencres, Covachos, La Arnía, Virgen del Mar, Mataleñas, en fin, esas preciosas playas que todos conocemos, desde Miengo hasta Santander.

Yo, cuando voy a una playa, no me gusta echarme en la arena y tomar el sol como un poseso, me gusta conocer el sitio, andar por las rocas, la orilla, pasear, etc…y precisamente por ello, pude comprobar los efectos de esta contaminación en el ecosistema de esa playa especialmente.

No existe signo alguno de vida animal, cangrejos, peces, lapas, etc…nada. El agua tiene un color azul turquesa, que desde el aparcamiento te llama la atención, pues parece el Caribe, pero cuando sales del agua y te secas, no tienes apenas salitre.

Desde la playa, a simple vista se puede observar a lo lejos un punto blanco de ebullición, como un burbujeo y no es otra cosa que la salida del emisario submarino lanzando permanentemente sosa.

No se entiende que nadie de esos Ayuntamientos se pronuncie al respecto, pues no hay pesca ni marisco, ni nada que tenga que ver con la vida animal. El ecosistema está muerto.

Supongo que, si cesa el vertido, en poco tiempo se repondría esa costa de vida. 

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(1):

Cantabria - 13-08-2018

Es increíble que permitan esto y que dejen bañarse a la gente sin avisar del peligro que corren, una vergüenza.