Noticias de Cantabria
Opinión 22-04-2021 06:49

.

¡Pablo Iglesias es un fascista de izquierdas! Por Pedro Arce

Resulta dura esta afirmación, pero he seguido su trayectoria y he llegado a esta conclusión; el vocablo “fascista” que la izquierda que trata de liderar aplica, como insulto, a quienes no piensan como ellos, le va como anillo al dedo a este totalitario de callejuela. ¡Habrá más fascismo que esto!

 

Resulta dura esta afirmación, pero he seguido su trayectoria y he llegado a esta conclusión; el vocablo “fascista” que la izquierda que trata de liderar aplica, como insulto, a quienes no piensan como ellos, le va como anillo al dedo a este totalitario de callejuela. ¡Habrá más fascismo que esto!

Cuando uno va al Diccionario de la RAE, el “fascismo”, nombre masculino, es el “movimiento político y social de carácter totalitario y nacionalista fundado en Italia por Benito Mussolini después de la primera guerra mundial”; y aún tiene una segunda acepción que le va a Pablo Iglesias como anillo al dedo: “Doctrina de carácter totalitario y nacionalista de este movimiento y otros similares en otros países”.

Pablo Iglesias, al igual que Monedero, Errejón y el resto de la pandilla, ha sido docente universitario y muchos de sus alumnos afirman que más que enseñar, ha tratado de adoctrinar a los alumnos, los cuales no aprobaban si no seguían sus líneas “ideológicas”; esto lo vienen afirmando muchos de sus antiguos alumnos, con miedo por si el fascismo que lleva dentro despierta y provoca represalias y es curioso que Carla Isabel Greciano Barrado, vecina de Galapagar de toda la vida y candidata del PP en las próximas elecciones a Madrid, haya dicho que “Monedero me aprobó cuando puse lo que él quería leer”…

Más grave aún son las declaraciones de una antigua alumna de Monedero e Iglesias, cuando tenía 18 años, a la que llevaron engatusada a un bar “podemita” de Lavapiés y allí tuvieron una actitud impropia con ella, de acoso y machismo, hasta el punto de que Pablo Iglesias se insinuó con ella, acorralándola y diciéndola que “voy al baño a refrescarme, te espero ahí” (“El Macho Alfa vio a una tierna joven muy tonta y no quiso desaprovechar la oportunidad. Me acorraló cual cervatillo”, ha manifestado Fernanda Freire); cuando se marchó asustada del bar, un amigo de Iglesias y Monedero la siguió hasta su portal acosándola…. ¡Esta es la gentuza que tenemos! La fiscalía debiera de actuar de oficio y las podemitas, tan feministas ellas, debieran de decir algo, salvo que el heteropatriarca Iglesias las tenga acogotadas. Esta joven, hoy ya con 29 años, afirma que “el señor Iglesias es un machista, nepotista, hipócrita, incompetente y cobarde”.

Pablo Iglesias y Podemos se alinean y admiran a personajes como Lenín, Stalin, Fidel Castro, el Che Guevara, Evo Morales o Nicolás Maduro, claros ejemplos de fascistas de izquierdas, porque el fascismo no solo está en la derecha (Mussolini, Franco, Pinochet, etc.) o personajes inclasificables como Adolf Hitler. Todos ellos pueden ser ejemplos de personajes dictatoriales, inmorales, despiadados con los demás y egocéntricos en grado sumo, dispuestos a eliminar al contrario o discrepante y aprovecharse de su cargo para su propio interés y el de la corte de aduladores, entre las que se encuentran muchas personas del sexo femenino, prendadas y prendidas por el poder, por lo que no es infrecuente que practicasen lo que ahora llaman el “poliamor”.

Y fíjense si son aprovechados, que en el caso de Pablo Iglesias ha conseguido en poco tiempo acumular una pequeña fortuna, pues ha aprovechado todas las oportunidades, como la paguita de 5.316 euros/mes como miembro cesante del gobierno de su amigo Pedro Sánchez; muchos habíamos creído que dimitió para presentarse por Madrid y entonces no tendría este derecho, por lo que ya vemos que le gusta retorcer la ley en su propio provecho. ¿Y el “código ético” de Podemos que él impulsó donde queda ahora?

Pablo Iglesias encandila al oyente con todo lo que va a hacer con los más desfavorecidos, con una actitud de “robin hoot” para quitar el dinero de los ricos y repartirlos entre los pobres, preocupado de las personas mayores, los jóvenes, los parados, etc. Pues ya hemos comprobado que no se ha preocupado de las residencias de mayores en la pandemia sanitaria, que el Ingreso Mínimo Vital, defendido ardorosamente, no ha llegado a casi nadie, que los jóvenes tienen más paro que cuando él llego al gobierno a cobrar un buen sueldo, pues ha sido un vago sin ideas y viendo “juego de tronos” o atizando el fuego de la barbacoa que hizo sin pagar los impuestos en su dacha de Galapagar.

Su lema de campaña, “¡que hable la mayoría!” es una pura ficción, porque en estos años nos ha demostrado que, al final, él ha sido quien decide, para poner, quitar, purgar,… y eso ha hecho que haya perdido la mayoría de los que iniciaron Podemos con él, como Bescansa o Errejón, porque, al final, siempre destila el tufillo ensoberbecido y “fascistoide” que no puede evitar ni disimular, ya que su ego es superior al de los demás. Podemos es un ejemplo de despidos improcedentes, dedazos, discriminación subjetiva, fraudes internos, manipulación, sumisión, gerontes, etc., que nos van contando quienes abandonan este archipiélago “gulag” español.

Como buen fascista, utiliza los medios de comunicación con gran sagacidad, sin permitir preguntas, pero cuando le critican, se lanza contra ellos en tromba, muy típico de los fascistas, que siempre utilizan la censura. Y amenaza con cerrarlos, como hace Maduro o los pone en su “diana” intimidatoria con el intento de amordazarles (Inda, Ana Rosa, Herrera, Losantos, Vallés, Marhuenda etc.). ¡Vaya demócrata!

Y ahora se presenta a las próximas elecciones de la Comunidad de Madrid, donde contará con la especial ayuda de Lilith Verstrynge. ¿Les dice esto algo? Pues si Vd. no se entera, pregunte a Irene Montero. Y el resto lo hace a pedrada limpia, pues comienza a estar desesperado, como buen fascista de izquierdas, y es impresentable que esta izquierda fascistoide gobierne en España, señale y aliente la violencia callejera y blanquee estas acciones, con actitudes como que “vienen a provocar” cuando organizan un mitin electoral en lo que él considera “su territorio”, como si de la “cosa nostra” se tratara. Y aún su protegida, la vicepresidenta Yolanda Díaz, nos dice que el comunismo es la democracia (Como la que han

disfrutado la antigua URSS y sus “satélites”, Corea del Norte o Cuba, por poner algunos ejemplos).

Actualmente pocos dudan de que Pablo Iglesias y su entorno están en los acosos que se hacen a Vox en sus mítines; podemos estar de acuerdo o no con su programa y con lo que cada uno quiera, pero acosar y atacar en su derecho a expresarse, me parece lo más fascista y terrorista que se puede ser. Por cierto, Pablo Iglesias quiere ahora sacar a “pasear” a sus abuelos, que me merecen todo el respeto, pero a él no tanto, pues quiere utilizarlos políticamente y de ello pudiéramos hablar largo y tendido. ¡Que no me de ideas!

 

¡Ahhh! Si no le gusta lo de fascista, que él suele aplicar a quienes no piensan como él, lo podemos dejar en “fascistoide”, que es un sucedáneo para despistar, algo que a él le gusta mucho.

Por todo ello, pienso que es un embaucador, un vendedor de humo, un auténtico fascista de izquierdas, salvo en lo propio, pues ha pasado de Vallecas a Galapagar, de un humilde piso a un chalet de élite; de un sueldo mileurista a un salario de ejecutivo bien pagado…

La izquierda, todos, todas y todes, la que se arrejunta a Pedro Sánchez, han llegado a la conclusión de que solo lo suyo es democracia y válido; las ideas de los demás no lo son. ¡Fascismo puro y duro!

¡Y pretende seguir viviendo a costa de todos nosotros y riéndose de todos los españoles!

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(15):

Tonio - 27-04-2021

Pais de mierda en el que los plumillas de la derecha nos quieren convencer que un político rival es comunista y fascista a la vez. Ya no sabéis que hacer. Un poco de dignidad porfavor.

Juan García - 26-04-2021

Tiene razón Ana Rosa: Pablo Iglesias es un fascista de libro, pues no respeta las opiniones ajenas, como ha hecho siempre. Es la antítesis de un demócrata, lo que no es extraño, pues su modelo es Chávez y Maduro en Venezuela

De Chamberí - 25-04-2021

El fascismo de Iglesias, con Podemos, Más Madrid y PSOE, es de tal calibre que envían la propaganda electoral con una carta contra Ayuso; entre otras razones, porque ninguno de ellos tiene un programa coherente y serio para Madrid, tan solo el asalto al poder, para después dedicarse al juego de tronos en su dacha, bien protegida con las fuerzas de seguridad

Juan Peña. Madrid - 24-04-2021

...pues ahora dice un funcionario de Correos que las cartas pasan por un escaner y que cuando existe algo sospechoso se retira y se lleva a la policía; por eso comienza a ser sospechoso esto de las balas y bien pudiera ser un montaje del propio Pablo Iglesias, pues ya nos tiene acostumbrado a estos tejemanejes. Además, cuando existe un caso similar, se lleva con total confidencialidad para no estorbar la investigación y aquí se ha presentado todo.... ¿Y si es un montaje? Queremos saber pronto la verdad

Cte. Zamorano - 23-04-2021

Evidentemente cualquiera puede dudar del contenido de esas supuestas cartas y ello porque Pablo Iglesias cada vez es menos creíble; sin embargo, Vox no se ha alegrado de las mismas, como hizo él mismo con el apedreamiento de este partido en los mítines, a donde envía a sus cachorros, como aquellos matones de épocas pasadas, pues da la impresión que quiere resucitar el guerracivilismo, que tan buenos resultados electorales le está dando

ex podemita - 23-04-2021

La campaña madrileña es penosa... Insultos, cifras falsas, apedreamientos y demás sistemas antidemocráticos y, curiosamente, siempre está Pablo Iglesias en los aledaños. ¡Que cada cuál saque sus consecuencias!

Carlos - 23-04-2021

enhorabuena por su articulo Rezuma la verdad mas absoluta Iglesias es un fascista

ciudadano - 23-04-2021

Yo soy de los que no recreen lo de ls balas Esta enfangando el terreno electoral porque ven que la guapa de Ayuso va a ganar por goleada

Pituso - 23-04-2021

Habrá que investigar con profundidad lo de las balas porque resulta muy poco creíble que en esta fase de la campaña de repente salgan unas balas contra Pablito el Marlaska y la directora. No me creo nada. Y esas balas de algún sitio habrán salidoTodavía estamos esperando que se investigue un fuego en una sucursal de podemos que ha sido tapado porque decían que el fuego lo habían provocado ellos

Pablo - 23-04-2021

En qué país estamos que se intenta justificar que a un candidato, a un ministro y a la directora general de la Guardia Civil le manden balas y les amenacen de muerte. Sería igual de condenable si fuera al PP. Que bajo está cayendo este país.

Español y a toda honra - 23-04-2021

Este fascista de salón, es, sobre todo, un auténtico hipócrita y peligroso para estar en política, porque es un embaucador y encantador de serpientes, pero debajo no hay nada de nada y ya lo ha demostrado siendo nominalmente vicepresidente del gobierno de España, sin hacer absolutamente nada de provecho, con la pandemia que tenemos encima. Es la peor pandemia de los últimos años de España

Javier García Alonso - 23-04-2021

Estoy empezando a pensar que en Vox tienen información fehaciente del afaire de las balas y quizás haya cuestiones que no se han explicado y por ello la intervención de su líder. ¿A ver si es un nuevo montaje de Iglesias y Marlaska, urdido por Redondo en las cocinas de MOncloa? Aquí ya puede pasar de todo

Cant - 22-04-2021

Ademas es una nueva especie de lo más asqueroso es una garraparata

Paco - 22-04-2021

A mí una de las cosas que más me molestan, es que los partidos de izquierdas se autoproclamen progresistas, como si el resto estuviéramos anclados en el siglo pasado y que no progresamos. Nadie de la derecha se siente ofendido por esto, aunque yo pienso que estos progresistas les viene ese calificativo de progres. Yo soy progresista de progreso, no de progre.

Votante - 22-04-2021

Es increible la superioridad moral de la izquierda, capaz de repartir carnés de demócratas a los demás, como ya sucedió durante la Segunda República y cuiando no gobernaban ellos, son capaces de dar un golpe de estado, como hizo Largo Caballero en 1934, que acabó en una guerra civil, desencadenada por todos estos hechos y que trajo un larga dictadura, como las que estos ahora admiran en Bolivia, Venezuela o Cuba... ¿O es que las dictaduras son buenas o males, en función de la ideología?