Noticias de Cantabria
Gastronomía 10-09-2019 11:39

Steak tartar de solomillo, para chuparse los dedos

Cargado de sabor, el tartar se ha instaurado en nuestra gastronomía repentinamente. Para algunos tanto el sushi como el mismo tartar, al tratarse de comida cruda, no ven con buenos ojos su consumo. Pero lo cierto es que si se conoce como preparar un buen tartar, puede quedar un plato de lo más exquisito.


Hoy mostraremos como se puede preparar un tartar de solomillo al estilo del famoso cocinero Alberto Chicote. Tomen nota. Se trata de una receta sencilla pero laboriosa.

Ingredientes: 

  • 250 gramos de solomillo de ternera

  • Media cebolleta

  • 1 cucharada sopera de alcaparras

  • Unas 4 o 5 gotas de tabasco

  • Una yema de huevo

  • Aceite virgen extra

  • Sal y pimienta negra molida

  • Tostadas para acompañamiento

Una vez tengamos ya todos los ingredientes preparados, nos pondremos manos a la obra para transformarlos en un exquisito plato.

  • Cortar y picar la carne en cuadraditos muy pequeños
    .
  •  Juntar la carne con la cebolleta en un bol.

  • Mezclar en el bol la carne y la cebolleta con los demás condimentos (aceite, tabasco, pimienta negra…) y más tarde revolverlo todo para que se mezclen todos los sabores.
  • Dejar el bol en la nevera reposando durante unos 20 minutos.

  • Servir la ración de steak tartar en el plato. (a ser posible con un molde para que su presentación sea aún más espectacular)

  • Hundir un poco el centro del steak tartar para colocar la yema del huevo encima.

  • Decorar el plato con ingredientes al gusto.

 

Esta ha sido la elaboración del steak tartar, esperamos que hayan seguido los pasos correctamente y les haya quedado un plato delicioso. Si por el contrario no han sido capaces de conseguir el objetivo, les recomendamos una visita a el Restaurante Cañadío ya que son especialistas (entre otros muchos platos) en preparar un steak tartar para chuparse los dedos. 

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(1):

Peral - 25-07-2019

QUE ILUMINAOOO EL DE LA RECETA