Noticias de Cantabria

Video interior.

Los pensionistas de Cantabria verdadero motor de la economía

Luego tenemos las élites extractivas frente a los parados, al pobre trabajador, al hostelero, al comerciante y a todos los ciudadanos que están privados de los pocos recursos que tenían a su disposición. Pero las cosas son como son y no como a nosotros nos gustaría que fuesen, luego entonces amigos señores ¡a jugar…!

 

Poco a poco este año se va agotando, estamos a 13 de noviembre y falta poco para que podamos comer las uvas el 31 de diciembre. Ha sido un año horribilis  para todos. El año empezó con la pandemia en diciembre, aunque se ocultó, y con una economía que venia de atrás mal gestionada y que junto a las consecuencias de la pandemia ha puesto este país “patas arriba”. Crisis, paro, ERTES, ERES etc.

Ahora ha salido una vacuna y las campanas se han echado al vuelo. Y los políticos prometen de casi todo, desde inmunizar, curar hasta  vacunar a media España.

Pero posteriormente han salido los virólogos que con gran sentido común científicos han dicho que hay que esperar, que de momento solo es una nota de prensa que ha producido un enriquecimiento para aquellos que tuviesen esa información privilegiada. 

La situación de España no es buena, la situación de España es muy mala y la de Cantabria tampoco es buena porque va unida por un cordón umbilical al resto de España.

Los cántabros tenemos la suerte de que nuestro sistema sanitario funciona gracias a ese portaaviones que es Valdecilla y al personal formado y cualificado que tenemos. 

Hay que hacer una reflexión sobre el pensionista, el famoso abuelo que  llevaba a los niños a los colegios, es ahora el abuelo  convertido en motor de la economía de Cantabria que es consumista y ayuda a los hijos que están en  ese paro,  ERTES, ERES que apuntábamos antes.  Son 65.000 pensionistas que al mismo tiempo son plataforma importante de consumo, de subsistencia.

Vivimos de lo que dicen que nos van a dar en Europa, esos 144.000 millones de euros que nos iban a dar y que todavía no se ha recibido un euro. En estos días Sánchez está pidiendo limosna, pide por favor que le manden 20.000 € porque las arcas públicas están fundidas. Me temo que los pensionistas no van a tener ni para cobrar su pensión como continuemos en esta senda. La situación es francamente muy mala frente a las euforias que se manifiesta desde la política y los políticos que viven opíparamente. Fíjense ustedes que el Ministro ya estaba lanzando las campanas al vuelo proclamando que iba a vacunar a media España y no hemos comprado las vacunas. 

Luego tenemos las élites extractivas frente a los parados, al pobre trabajador, al hostelero, al comerciante y a todos los ciudadanos que están privados de los pocos recursos que tenían a su disposición. Pero las cosas son como son y no como a nosotros nos gustaría que fuesen luego entonces amigos señores ¡a jugar…!

Sé el primero en comentar