Noticias de Cantabria
Opinión 18-02-2019 11:32

Teatro en el Tribunal Supremo

En ese teatro se actúa y hay que estar muy preparado y pensar lo que se dice, no vale decir lo que uno piensa ni como ha hecho Junqueras largar un mitin político en un lugar tan serio como es la Sala del TS. Y para colmo terminar diciendo que quiere a España y los españoles.

 

En ese teatro se actúa y hay que estar muy preparado y pensar lo que se dice,  no vale decir lo que uno piensa ni, como ha hecho Junqueras, largar un mitin político en un lugar tan serio como es la Sala del TS presidido por Marchena. Y para colmo terminar diciendo que quiere a España y los españoles. Por favor así no. No podía evidentemente dejar de opinar de los inicios de este juicio que se celebra en Madrid, en el Supremo, que admite todas las variantes desde los parámetros de la subjetividad de la opinión.
 

El señor Oriol Junquera sigue a su aire,  que no ha cometido ningún delito y  que se limitó a votar, y que votar no es un delito y que delitos cometieron los policías que les impedían votar....

Esa es la tesis que mantiene el señor Oriol Junqueras dónde  queda de manifiesto que se pasa por el forro un Ordenamiento Jurídico , una Constitución, un Estado y todas las leyes que sirven, menos para Junqueras,  para regir un estado de convivencia, unas normas a las que nos debemos de someter y etcétera etcétera. 

Fíjense ustedes que dentro de poco, como ya hemos apuntado en este periódico, algún buen colega en la defensa legítima de los intereses y derechos de su cliente espetará al Tribunal que todo fue una broma, la declaración de independencia, solo fue una declaración política  sin trascendencia y lo dirán de forma seria.  Y como prueba de lo que apuntamos, quieren convencer diciendo, a los  Señores de la Sala la evidencia más clara de que no fue proclamada la República porque la bandera española se mantuvo siempre en su mástil ¿?. Mejor prueba que esa ninguna, dirán, además Señores de la Sala no lo celebramos, ni abrimos el cava , después nos fuimos a casa, menos Puigdemon que listuco él  cogió un coche y a unos mossos y se fue corriendo  a Bruselas dónde no existe extradición y ya lo había pactado con sus amigos los independentista flamencos. 

El que no tenga mucho que hacer les aconsejamos que sigan el juicio porque se lo van a pasar ¨pipa” , aunque escucharan cosas ininteligibles contra el sentido común aún sin ser experto en leyes, pero tómense sus descansos para no herir sus neuronas de forma peligrosa e irreversible.

Si los juicios para los clientes muchas veces son difíciles de entender, porque se habla en una  jerga jurídica  complicada, no  es en el caso de Junqueras porque viene a decir lo mismo que viene diciendo desde siempre, una perfecta tabarra dialéctica que se  cae por su propio peso. La frase que siempre decimos en  derecho es que  “los hechos son como son y no como las partes quieren  que sean” y Junqueras  se cuenta una historieta.

El pobre Junqueras se ha hecho un lío en su cabeza  y  los “señores de las puñetas”,  si se fijan ustedes, ponen cara de póquer excepto el presidente   del Tribunal Sr. Marchena que quiere mantener el orden, rigor e imparcialidad procesal, queriendo ser “muy presidente” y se dedica a regañar, si puede, al abogado del Estado o la fiscalía menos a los de Vox que como no intervienen  se pasan los primeros compases del juicio bostezando. Un juicio muy interesante para que tenga tiempo de perder el tiempo,. Sin embargo el abogado de Forn ha ido a lo concreto, a lo jurídico, intentando  atacar los hechos y fundamentos. La defensa ha sido más jurídica y menos demagógica y literaria que la de Jugueras.

Pero de verdad amigos de la boina que se trata de un juicio bastante aburrido, no ha habido de momento ninguna perla salvo la graciosa intervención del Vice presidente de la Republica catalana, el señor Junquera diciendo chorradas.

 

Sé el primero en comentar