Noticias de Cantabria
Opinión 11-12-2018 13:17

La Corona de Adviento,

Para poder entender el significado de La Corona de Adviento, debemos saber y estoy seguro que la mayoría o sabe, que el Adviento es el periodo que señala el comienzo del año litúrgico y comprende las cuatro semanas anteriores a la Navidad, comenzando el domingo más próximo al día que se festeja a San Andrés, que es el 30 de noviembre y terminando el 24 de diciembre, día del nacimiento de Cristo, la Navidad.

 

La palabra adviento viene del latín adventus redemptoris, que significa, “llegada del redentor”, por eso para los cristianos este periodo trata de preparar espiritualmente el próximo nacimiento de Cristo.

El origen de La Corona de Adviento es pagano, el círculo está compuesto por plantas con hoja perenne, que significa la inmortalidad, como un tributo al ciclo de la vida. En esa corona se encendían cuatro velas como ofrenda al Dios del Sol, implorándole que terminase el invierno pronto y regresara la luz y el calor del sol.

Esta costumbre la tomó la Iglesia para sí, pues según la tradición cristiana las cuatro velas simbolizan los cuatro domingos de adviento. En muchas Iglesias últimamente se está recuperando esta tradición.

Las velas encendidas significan que nos llega el Salvador, el verde de las ramas, significa la vida y la esperanza, y la forma redonda, la corona del rey que viene, el Señor.

De las cuatro velas, tres son moradas y una rosada, las cuales se encienden una a una cada uno de los domingos de Adviento. Las tres primeras, las moradas y el cuarto domingo la rosada. Las moradas, que es el color del adviento, representan la vigilia, la penitencia y el sacrificio ante la llegada de Cristo. La rosada representa la cercanía del nacimiento del Señor.

En algunos sitios, las velas son de color rojo y se pone una quinta vela de color blanco en el centro, la cual se enciende el día 24 y simboliza a Cristo, su nacimiento y centro de todo cuanto existe.

Curiosa y bonita tradición cristiana que se ha perdido en los hogares, pero que se quiere recuperar en las iglesias.

Precisamente, estamos en pleno Adviento.

 

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(1):

Un Portochiqueño. - 11-12-2018

No lo sabía. El año que viene, por San Andrés, pondré mi corona de adviento en el salón. (Siempre será mejor que un arbol de Navidad).