Noticias de Cantabria
Crónica negra y Tribunales 29-01-2019 13:30

El juez estima parcialmente los recursos del fiscal y el profesor denunciante pero no cita a declarar de momento a Casares y Coto

Ha citado a declarar al profesor denunciante, Manuel Agüeros, miembro del tribunal seleccionador en esta contratación, del que también formó parte el propio Casares y el ahora decano de la Facultad de Económicas y Empresariales, Pablo Coto.

   El Juzgado de Instrucción nº 3 de Santander ha reabierto la causa sobre la supuesta falsificación de firmas en una contratación de la Universidad de Cantabria hecha en 2012 a un allegado del líder del PSOE de la capital cántabra, Pedro Casares, y ha citado a declarar al profesor denunciante, Manuel Agüeros, miembro del tribunal seleccionador en esta contratación, del que también formó parte el propio Casares y el ahora decano de la Facultad de Económicas y Empresariales, Pablo Coto.

   En un auto fechado el 25 de enero, el magistrado Fernando Vegas, estima parcialmente los recursos de reforma de la Fiscalía y el denunciante contra el archivo de la causa, que el juez instructor acordó el 20 de diciembre por falta de autor conocido de las firmas supuestamente falsificadas.

   El juez cita al denunciante a declarar el 15 de febrero, y le requiere para que aporte el audio a que se refiere en la denuncia y realice una prueba caligráfica.

Asimismo, requiere a la Universidad de Cantabria para que aporte las actas de las reuniones de la comisión de selección de personal investigador en las que Agüero dice que se falsificó su firma.

   El magistrado instructor señala que estas diligencias pudieran contribuir al esclarecimiento de los hechos, y que a la vista de su resultado, se pronunciará sobre el resto de las diligencias solicitadas, entre las que figura que se llame a declarar a Casares y Coto y que se les realice también una prueba caligráfica.

   El auto, se puede recurrir en apelación ante el propio juzgado en los cinco días siguientes a su notificación.

   Mientras tanto, la UC se ha personado en la causa como parte perjudicada y ha suspendido su investigación interna.

Sé el primero en comentar