Noticias de Cantabria
Opinión 05-11-2018 07:00

Junqueras toma el mando en Cataluña desde la cárcel, por Carlos Magdalena Menchaca

Lo de Cataluña es un tema político y después jurídico, esa es nuestra visión del caso catalán y donde ha acabado este viejo conflicto inveterado de identidades de la vieja España. Lo jurídico ha superado a lo político, y ahora nos encontramos en que por esa iniciativa jurídica que ha superado lo político, tenemos a Junqueras y Esquerra como árbitros de la situación política en España.

 

En efecto, teniendo en cuenta nuestra ley electoral que se decidió que fuese “pactista” las minorías vascas y catalanas han sido las que siempre, a pesar de ser minoritarias y periféricas, han mandado y mandan en el centro, en Madrid.

El presidente Sánchez depende de la minoría catalana independentista en este salto mortal por el que le ha colocado maquiavélicamente el independentismo en la presidencia de España. Y eso es un hecho irrefutable, está en Moncloa  porque los independentistas catalanes y vascos así lo han decidido. Olvidemos lo de la frase manida de que ellos (catalanes y vascos) no han apoyado a Sánchez sino que votaron contra Rajoy, eso ya no es lo importante a estas alturas. Lo importante y laudable para una democracia occidental es que la Fiscalía ha soportado las presiones del Ejecutivo de Sánchez, ha mantenido la aplicación del derecho, la independencia, la honradez, y ha dado solidez y seguridad jurídica al país tan necesitado de credibilidad. Además ha distribuido penas como corresponde a la aplicación estricta de nuestro Código Penal. Nada más. La Fiscalía ha subido a “estrados”, ha levantado el velo, y ha colocado a Junqueras como el principal autor y culpable de la rebelión en Cataluña y, en virtud de ello, le corresponden 25 años de prisión. El asunto no es baladí, es muy grave porque desde la opción política, desde la política se va a condenar a través del Poder Judicial a un señor por una opción política que es la independencia, opción legítima, pero no olvidemos con el añadido del empleo de la violencia que fue indudable y además retrasmitido en directo. Claro que tampoco olvidemos que además representa a casi 2 millones de catalanes.

*El laberinto catalán se cruza con el laberinto español porque a pesar de ese radicalismo talibán catalán, españoles somos todos. Pero es ahora a punto de empezar ese juicio cuando se puede producir el temido choque de trenes por inacción, por incompetencia y dejadez de unos políticos -mediocres y trepas- que hemos tenido y tenemos. La dejación de derechos y obligaciones de los gobiernos de Madrid, de derechas e izquierdas, han sido los culpables de esta situación explosiva que tenemos ahora. O dicho o de otra manera “de aquellos polvos estos lodos”. A ver quién es el guapo que se pone a dialogar con sentido común para intentar frenar estos dos trenes que están a punto de chocar. La nueva derecha, por no decir vieja derecha, sigue encasillada con -que se cumpla la ley-  juntamente con esa otra derecha que representa Rivera. Para nosotros sería el socialismo el que podría sacar de las vías a estos dos trenes para que no se produzca el temido choque final pero no tenemos ninguna seguridad, ni mínima de que esto sea así o se produzca porque el socialismo en la actualidad carece de un líder con credibilidad por el que se pueda apostar. Y esto lo decimos sin ninguna acritud, solamente atendiendo a los personajes, ministros y ministras, que componen el actual Gobierno que preside el señor Sánchez en el que todos, desde el mismo Presidente, con sus plagios y errores de bulto junto con sus ministros y ministras están heridos mortalmente frente a la sociedad.

Así todo, pensemos que todavía se puede producir un milagro.

*El presidente español está solo con sus propios errores y los de los demás. La trompetilla que le ha hecho el Secretario del Vaticano a la Sra. Calvo ha sido del más espantoso ridículo, y lo de sacar a Franco del Valle de los Caídos para meterlo en el centro de Madrid hace chirriar el más común de los sentidos. Y para colmo les hace una advertencia viendo lo que se avecina la empresa y la banca diciendo que esto se tiene que terminar o nos vamos al carajo. Y final, ante esta dramática y tremenda  situación el señor Sánchez por obligación tiene que convocar de forma inmediata elecciones en España y que cada palo aguante su vela, su huida hacia adelante tiene que terminar. No lo hará y esto se seguirá hundiéndose con una desaceleración económica a la vuelta de la esquina.

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(1):

PROFESOR - 04-11-2018

BUEN ARTICULO Y DOCUMENTADO YO DIRIA MAS CATALUÑA ES UNA BOMBA PARA ESPAÑA Y PUEDE EXPLOTAR.ESTOS POLITICOS POR SER IMBERBES POLITICOS PIENSAN QUE NEGOCIANDO EL CASO CATALAN SE ARREGLA.NO VA POR AHI EL PROBLEMA.