Menú de Herramientas


Santander Cantabria a 17 de Diciembre 2017



Cotización Ibex 35


Vergüenza




17-08-2010 09:00:00

Fernando García de Cortázar - Barcelona ha pasado del anhelo de libertad del 11 de septiembre de 1977 al despotismo de la tribu de julio de 2010, y quien aplasta la conciencia pública no es ya la bota de un César, sino toda una aristocracia política que confunde la democracia con la ortodoxia sentimental.


Lo dijo ya Unamuno en 1906, después de una brevísima estancia en la Barcelona bullanguera y jactanciosa del poeta Maragall, en pleno apogeo de los catalanistas de la Lliga Regionalista: «Aquello no es serio. Y luego no toleran la contradicción, y al que no les dice lo que quieren oír le declaran memo o poco menos».

Aunque más de un siglo separa la Barcelona actual de la Barcelona a la que se refiere Unamuno, lo cierto es que, en los últimos años, cada vez que el azar me ha llevado a la Ciudad Condal, la sensación que me ha producido la visita no ha desmentido nunca la amarga impresión que el viejo pensador bilbaíno puso por escrito en la primera década del siglo XX. No, «aquello» no es serio. «Aquello» es una feria de vanidades, imposturas políticas y puerilidades románticas, un lugar inmejorable para las aventuras de Tartarín de Tarascón, famoso por sus fanfarronerías.

Hay que decirlo claramente, sin rasgarse las vestiduras, pero también sin complejos. Porque la campaña de invectivas y dicterios lanzada por los dirigentes catalanes contra la sentencia del TC y la manifestación del 10 de julio en Barcelona han igualado en desfachatez a las organizadas por los aduladores del régimen franquista en la plaza de Oriente. La historia produce esas paradojas, y nada resulta más grotesco que ver a una clase política entera disfrazarse de mártir para exigir un pasaporte de inmunidad perpetua y situarse por encima de una ley que nos iguala a todos los españoles en libertades, derechos, garantías y obligaciones civiles. Nada resulta más descorazonador que ver cómo la Cataluña oficial participa en esa farsa de prepotencia y resentimiento, y ello, en nombre de un puntilloso celo democrático.
D No me sorprende que, ante la imagen del señor Montilla proclamando que ningún tribunal de este mundo puede alzarse contra el sentimiento general de Cataluña, algunos intelectuales catalanes alejados de la opción nacionalista no aguanten más.

¿Cómo no sonrojarse? ¿Cómo no sentir vergüenza ajena? Han visto a unos políticos explotar con estruendo y jactancia el más ruin y zafio de los patriotismos: unos dirigentes que se llaman a sí mismos hombres de Estado, pero que al mismo tiempo no renuncian a la agitación como arma política. Han visto a la prensa local plegándose unánimemente a la propaganda oficial, alimentando las pasiones más primarias, promoviendo furiosamente una campaña sectaria anulando en sus informaciones todo deseo de verdad, cometiendo, en fin, lo que Émile Zola llamó el más vil de los crímenes: «el de ofuscar la conciencia pública y extraviar a todo un pueblo». Y por último, han visto a un amplio sector de la sociedad echándose a la calle en defensa de la patria amenazada, siguiendo la poderosa pulsión irracional que dice que Cataluña es una obra divina, y dando a entender que si hay algunos —o muchos— que no piensan así, es que no son buenos catalanes, o peor aún, cómplices del secular complot españolista tramado en los círculos opresores de Madrid.

D Pero la responsabilidad de la mayor crisis institucional que ha atravesado España desde 1978 no sólo hay que buscarla en los dirigentes de los partidos nacionalistas y en buena parte de los socialistas catalanes acomodados. Todos ellos acostumbrados al regateo sin límite, a la búsqueda del privilegio disfrazado de derecho, a la falta de lealtad al Estado, a disimular su ineptitud tras un victimismo sentimental y a buscar chivos expiatorios para los propios fracasos. También son responsables esos héroes del progreso que piensan que para ser de izquierdas basta con decir pestes del PP, ganar guerras que terminaron hace más de setenta años y, sobre todo, asumir los mitos mágicos de los nacionalismos periféricos. Por pereza, por oportunismo electoral, por carencia de una idea clara del Estado, la izquierda española ha preferido alimentar el halago y los más diversos narcisismos regionales antes que valorar la historia en común, antes que proteger el sistema de solidaridades sociales y políticas que mantienen en pie un país moderno y garantizan la igualdad de derechos y obligaciones de sus ciudadanos.

La consigna oficialista dice que fue la intransigencia de Aznar —¡siempre Aznar!— lo que multiplicó a los separatistas, pero lo cierto es que fue el actual presidente de Gobierno —el más frívolo que ha ocupado el cargo— quien abrió la caja de Pandora de las revisiones estatutarias y estimuló las exigencias del nacionalismo catalán, prometiendo aceptar en las Cortes, al pie de la letra y sin preguntarse por los costes futuros de ese compromiso, el texto aprobado en el Parlamento autonómico.
D Por otra parte, cuando el Estatuto salió del contexto político y entró en el ámbito judicial, Zapatero y la izquierda al completo no tardaron en propagar la idea de que el recurso planteado por el PP era un claro reflejo del agresivo españolismo que, supuestamente, se cuece en la calle Génova. Muchos dijeron entonces que era preciso dar el visto bueno al nuevo ordenamiento por conveniencia política, por ánimo de conciliación, por respeto al sentir arraigado en el pueblo catalán. A nadie pareció preocuparle el cúmulo de despropósitos que recogía el texto ni que éste hubiera sido aprobado en un referéndum por sólo el 36 por ciento de los ciudadanos con derecho a voto. Nadie pareció reparar en que la democracia no sólo está hecha de resultados políticos: también de procedimientos. Muy pocos quisieron darse cuenta de que la abolición del derecho en beneficio de abstracciones como las masas o el pueblo siempre es el primer paso hacia el despotismo, cuando no el germen de las peores pesadillas de la historia.
El error es imperdonable. Porque hay que estar muy ciego para no ver que a fuerza de centrifugar el Estado hace demasiado tiempo que estamos destruyendo la igualdad en derechos y garantías civiles de todos los españoles. Hay que estar muy ciego para no ver que el mayor peligro que amenaza los derechos y libertades plasmados en la democracia de 1978 reside en los nacionalismos que ponen los compromisos identitarios, las raíces imaginarias y las unanimidades coactivas por delante de la racionalidad, por encima de deberes y lealtades sin los cuales el delicado tejido civil de la convivencia se desgarra en una rapiña de privilegios y agravios.

No hay nada ganado firmemente. Todo puede conquistarse, ¡sí!, pero también todo puede quebrarse y rodar por los suelos una vez más. Como recordara Vargas Llosa, en los años sesenta Barcelona era una ciudad cosmopolita y universal; ahora es nacionalista y provinciana. La Ciudad Condal ha pasado del anhelo de libertad del 11 de septiembre de 1977 al despotismo de la tribu de julio de 2010, y quien aplasta la conciencia pública no es ya la bota de un César, sino toda una aristocracia política que confunde la democracia con la ortodoxia sentimental y el patriotismo con la adulación y la unanimidad. ¡Qué triste, qué inquietante! Más de treinta años después de la Constitución de 1978, más de treinta años después del mayor acto de pluralidad y consenso de nuestra historia, volvemos al más odioso, necio y excluyente de los patriotismos.

¿Quieres envíar un comentario?


0k6S2Z

Editorial : EL Ventanuco

Audiencia-Nacional-Rivera-Arrimadas-Albiol_EDIIMA20171009_0286_21.jpg

En el 21D, Cs y Rivera se la juegan


¡Oiga que se confunde, que solo son las elecciones catalanas que no son las elecciones españolas¡. Sí y no. Ciudadanos tiene que aclarar si quiere sustituir al PP o solo quiere un trozo de la tarta...

Más info

Ver más editoriales

Editorial : EL Criticón

Sin título.png

A vueltas con la Constitución…


Pedro Arce Díaz.- Ha pasado la celebración del 39º Aniversario de la Constitución Española; y pese a ser un día de profundo agradecimiento por su elaboración y permanencia, por su celebración festiva, por la puesta en valor de lo que ello supone d...

Más info

Ver más criticones


Entrevista Dr. José Luis Arroyo

Columna de opinión

carlos.jpg Carlos Magdalena Menchaca .-

El caso Blanco
Son muchas las cábalas e interrogantes que suscita “el gestor” Salvador Blanco del PSOE recientemente cesado de la empresa pública de Sodercan y nombrado consejero en Sidenor por la vicepresidenta Eva Tezanos. “La famosa puerta giratoria.”Y por qué sigue ahora en Sidenor contando que lo va a ser sin remuneración. ¡¡Por favor!! cuando tiene la oposición del Parlamento, Asociaciones, CCOO, CEOE etc....y de su propio partido....

Leer opinión

Comentarios(4)

Manuel Olmeda Carrasco.jpg Manuel Olmeda Carrasco .-

Lo que se nos avecina
Queda lejos de mi ánimo explorar los espacios infinitos -a veces grotescos- que enmarcan el futuro más o menos inmediato. Me conformo con exponer deliberaciones y probables consecuencias de lo que, entre todos, estamos forjando. Aunque inseparables, quiero dejar al margen personas y colectivos (protagonistas sin duda) para centrarme en políticos y partidos, motores impíos de tanta pantomima....

Leer opinión

150511.EL ZAPICO (1).jpg Pedro Arce Diez .-

La "escudella i carn d'olla" (Cocido Catalán)
Es el plato más antiguo de la cocina catalana y se le considera plato único porque con el caldo se hace una sopa de primero y de segundo se comen las verduras y la carne; su nombre hace referencia a “escudella” o escudilla en castellano, dónde se toma la sopa y carn d’olla o carne de olla, que se refiere al segundo plato. Es típico tomarlo el día de Navidad, ese día como primer plato y de segundo plato la pularda o pavo relleno y asado....

Leer opinión

IMG-20170714-WA0003.jpg Francisco Glez-Riancho Colongues .-

Cuento de navidad 2017
Érase una vez un pueblo donde una parte de sus habitantes, los Flautas, obligaron a la otra parte, los Trompetas a dejar su país, al que amaban y donde habían nacido, jugado, estudiado, crecido y se habían formado tanto humano como profesionalmente....

Leer opinión

Comentarios(1)

logo.jpg Redacción .-

Cataluña necesita un loquero más que unas elecciones, pero un loquero de “alto standing” no un loquero cualquiera
La última, que sale de los canales de desinformación de TV3 a través de un copartícipe habitual de ese canal, un tal Tony Alba, es que Arrimadas es una puta. No he visto ni oído que ninguna asociación feminista de las que reciben subvenciones millonarias hayan dicho ni ‘mu’. ...

Leer opinión

Sin título.jpg Juan Goti Ordeñana .-

De la reina Isabel La Católica
No deja de asombrar a cualquiera que tenga algún conocimiento de la Historia de España, que en el telediario de las 21 horas, del día 25 de noviembre, el de mayor audiencia, cuando una periodista informaba sobre el reciente libro de «Isabel la Católica: La primera gran reina de Europa», del hispanista inglés Giles Tremlett… que una voz en off acusara a la Reina Isabel de Castilla como responsable de una «limpieza étnica a favor del cristianismo»....

Leer opinión

Comentarios(1)

logo.jpg Redacción .-

Bélgica no actúa como un país amigo
En la manifestación de Bruselas de los Independentistas catalanes los coches de la policía belga exhibían banderas, esteladas catalanas. Bélgica fue país de asilo de los asesinos terroristas etarras. España tiene que retirar a su embajador de Bélgica. Bélgica no aplica el Derecho Internacional sino su derecho contra España. Bélgica no es un país amigo de España porque cuestiona nuestros Órganos de Justicia y nuestro Estado de Derecho...

Leer opinión

Comentarios(3)

José López (1).jpg José López Martínez .-

Sin sensatez no habrá estado de bienestar
Hasta hace pocas fechas quienes defendíamos en los medios de comunicación la política de CIUDADANOS éramos blanco de incomprensión, chanzas y argumentos jactanciosos. Lo más llamativo de esto es que eran los propios miembros del partido popular o del partido socialista, quienes banalizaban esa política de la que se beneficiaban en sus ámbitos de gobierno; si bien, el tiempo y la realidad han tornado aquellas sonrisitas en rostros de perplejidad....

Leer opinión

f.jpg Jesús Salamanca Alonso .-

Plebiscito de siquiátrico
También hay que ver culpabilidad entre aquellos que se escondieron y no denunciaron los desmanes independentistas, por simple comodidad o por cobardía....

Leer opinión

Sin título-2 copia.jpg Tribuna Libre , Manuel Garrido.-

CANTABRIA pierde el motor del turismo de élites, el Golf
En los días siguientes del fallecimiento de Seve, hasta se prometió públicamente la construcción de un campo de golf en su honor. Nada de nada.Cantabria con unas condiciones magníficas para este mercado, tenemos la MARCA, tenemos un clima magnífico para jugar al golf, al menos 300 días al año, tenemos buena gastronomía, interesante cultura, tenemos un aeropuerto internacionalizado, incluso el nombre de Santander también es marca internacional. ...

Leer opinión

Comentarios(3)

Otros colaboradores

Boletín Cantabria liberal

Suscripción al boletín

Aviso Legal

Boutique Marcha Consejería Industria 'Paragüas Tecnológico'

Subir

Crónica Negra

Sección del lector

27-01-2017 22:15:31

Carta abierta al consejero de Educación de Castilla y León.

Sr. D. Fernando Rey Martínez –Consejero de Educación- Le recuerdo que su Consejería lleva años sin hacer los deberes y con un claro abandono a los centros públicos específicos de educación de adultos.

Autor: Jesús Salamanca Alonso

Ver más Cartas


Envía tu Carta


Ver más Fotos


Envía tu Foto

El tiempo

Tiempo Santander

Enlaces


Cantabria Liberal, un periódico Veraz, Independiente y Plural, desde Cantabria (España) en clave liberal.

Registro Mercantil de Cantabria, Tomo 908, Folio 101, Hoja S 18758, Inscripción 1ª
Editorial Cantabria Liberal S.L. CIF: B39654017
Fuente: Agencia Europa Press

Cantabria Liberal CantabriaLiberal.com | Aviso legal | Contacta

Subir

Denoe Servicios SaaS